Proyecto en Chiapas por Ana Reyes (Spanish)

Sandalias color café, falda negra, reboso de colores y piel morena. Una belleza
diferente a lo que uno está acostumbrado, eso es lo primero que vi al llegar al
hermoso Estado de Chiapas. Lugar donde las personas se olvidan de la vida que
tienen y ahogan sus preocupaciones dentro del Cañon del Sumidero o las
cascadas del chiflón, al mismo tiempo queriendo ayudar a las personas que lo
necesitan.

Todo puede comenzar llegando al pueblo mágico conocido como San Cristóbal de
las Casas. Pueblo mágico donde tú nacionalidad no importa, tú aspecto físico o tú
cultura. Serás tratado de la misma manera que todos y lo único a lo que le
tomaras importancia es a dónde quieres ir o qué quieres comer. Caminar en los
andadores te relajará y te gustará. Verás a los hippies cantar o los diseños en las
tiendas realizados por alguna comunidad.
Al despertar querrás ir por una aventura chiapaneca, visitar cascadas o
comunidades, iglesias que te van a encantar, puedes ir con amigos o algún
familiar. Pero si vas solo igual te va a gustar, porque en Chiapas todos son amigos
y es muy fácil socializar.

Si tú igual quieres ayudar, puedes ir a hacer voluntariado a alguna comunidad.
Puedes aprender de otras culturas y ver cómo los artesanos realizan sus diseños
en las prendas, personas amables que al mismo tiempo aprenden de ti y puedes
hacer que vivan muy felices. Ya que se busca la apreciación y la valoración de los
productos que son realizados por los artesanos y tú puedes formar parte de esto,
ayudando a que las personas de manera internacional igual puedan comprender a
los indígenas y sus necesidades.
Atrévete a vivir el momento viajando, conociendo y ayudando…

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *